Deportes ULA inició con dificultad semana laboral para mantenimiento de los gramados de sus instalaciones

Los gramados de las instalaciones deportivas de la ULA no han podido ser atendidos oportunamente debido a las malas condiciones de las maquinarias dedicadas a este trabajo.

La difícil situación económica para la consecución de repuestos e insumos ha impedido iniciar de la mejor manera la atención y mantenimiento de las instalaciones deportivas de la Universidad de Los Andes, que regularmente, tras el reinicio de actividades, efectúa operativos importantes para recuperar los complejos deportivos universitarios.

El director de Deportes de la ULA, Ramón Zambrano, indicó que cada vez se hace más difícil ejecutar el mantenimiento preventivo de las áreas verdes y así tener operativos los campos universitarios para las distintas actividades que se desarrollan normalmente en la institución.

“En estos momentos se nos está dificultando mucho  poner operativos los gramados del estadio de béisbol Luis Fargier Suárez, los campos de fútbol del estadio Lourdes, así como el estadio de softbol, porque  las máquinas que teníamos dispuestas para cubrir esas necesidades no funcionan bien; ya sea por falta de repuestos o mucho desgaste y otras afectaciones naturales de ese tipo de maquinaria, lo que nos cuesta aún más poner a punto nuestras instalaciones deportivas”.

Agregó Zambrano que el personal universitario está dedicado a atender esta situación, pero las limitaciones técnicas y financieras no permiten reparar las maquinarias respectivas ni adelantar este tipo de trabajo en el mantenimiento de los gramados. Reconoció que siempre es complicado efectuar este tipo de operativos, sobre todo, cuando no se tiene en buen estado los equipos necesarios para ello.

Sin embargo, el Director de Deportes de la ULA señaló que se mantienen los esfuerzos necesarios durante estos días para poder conseguir este objetivo, en el inicio de las semanas laborales de la institución universitaria, y así ejecutar con regularidad las actividades pertinentes a la dependencia. (José Ramón Dávila. CNP 10.692 / Prensa ULA)

El Director de Deportes de la ULA señaló que cada vez se hace más difícil ejecutar el mantenimiento preventivo de las áreas verdes. (Foto: José Dávila)

Piscina América Bendito de la ULA cuenta con nueva coordinación técnica y administrativa

En la reunión de entrenadores, personal de mantenimiento y seguridad de la Piscina América Bendito, el Director de Deportes de la ULA presentó a sus nuevas coordinadoras. (Foto: José Dávila)

Desde este mes de septiembre la Piscina América Bendito de la Universidad de Los Andes tendrá al frente nuevas coordinadoras, luego de una restructuración efectuada por la Dirección de Deportes de esta casa de estudios, a través de una comisión que se reunió en el mes de julio y definió algunas estrategias para fortalecer y mejorar el servicio en esta importante instalación deportiva.

El profesor Ramón Zambrano, director de la dependencia deportiva universitaria, informó que fueron designadas las entrenadoras Yexirama Lobo y María Eugenia Angulo, quienes se encargarán de la coordinación administrativa y técnica de la mencionada piscina.

“La dinámica universitaria requiere que se refresquen algunas coordinaciones y se replanteen los procesos de organización actualizados a la realidad de nuestras instalaciones. La Piscina América Bendito venía siendo afectada, como todas las dependencias universitarias, de las protestas e interrupciones en las calles de la ciudad y a lo interno no se realizaban las acciones más eficientes para mantener una comunidad de nadadores activa, que nos permitiera responder a las necesidades del deporte de la natación, por lo que se designó una comisión para atender esta situación”.

La entrenadora Yexirama Lobo presentó las propuestas de restructuración al grupo de trabajo de la piscina en esta nueva etapa. (Foto: José Dávila)

En virtud de ello, se designaron a las entrenadoras Yexirama Lobo y María Angulo, quienes presentaron interesantes propuestas para la reorganización en el trabajo de la piscina. Ellas expusieron estas ideas al equipo de entrenadores, mantenimiento y seguridad de la instalación deportiva en una reunión realizada este viernes en horas de la mañana.

Agregó Zambrano que con estos cambios se espera que para el final de este trimestre se incremente el número de matrícula de personas inscritas en la piscina y supere a los dos periodos anteriores, los cuales no fueron lo suficientemente apropiados para cubrir el mantenimiento de la instalación deportiva.

“Esperamos que con el apoyo de todo el personal se puedan mejorar algunas situaciones administrativas y aspiramos que, a finales de año, en la última semana de labor en la institución, pudiésemos retomar el análisis y la producción en las estadísticas dentro de la Piscina América Bendito”, dijo para concluir. (José Ramón Dávila. CNP 10692 / Prensa ULA)

Más de 560 personas participaron en el plan vacacional de natación de la ULA

En la piscina Teresita Izaguirre se impartió un plan vacacional a más de 560 personas, la mayoría niños. (Foto: Cortesía de Alfonso Calderón)

Un balance positivo se obtuvo en el área de extensión deportiva de la Universidad de Los Andes con la realización del plan vacacional en el área de natación, dentro del cual participaron y se beneficiaron más de 560 personas en la Piscina Teresita Izaguirre.

La coordinadora de esta instalación deportiva, Amalia García, presentó un informe a la Dirección de Deportes de la ULA en el cual destacó que nuevamente se implementa este tipo de formación desde el 2 hasta el 26 de agosto, en pleno receso docente de la institución, que contó con un grupo de entrenadores, becarios y estudiantes de la carrera de Educación Física, quienes impartieron sus conocimientos en los diferentes horarios aplicados durante las semanas de trabajo.

“A pesar de tener un espacio reducido por las condiciones de esta piscina, se hizo un buen equipo de trabajo tanto en lo técnico, administrativo y de mantenimiento, en el que se distribuyeron las horas de trabajo y se efectuó con bastante éxito este plan vacacional que se retomó para el 2017”, señaló García.

En el plan vacacional participó una gran cantidad de niños y a los más pequeños o nuevos en la natación se les enseñó la importancia de la ambientación y socialización en el agua. Además, a través de los juegos se les motivó el comienzo dentro de esta disciplina, enmarcado en lo pedagógico, metodológico y recreativo.

En cuanto al nuevo trimestre de formación, la coordinadora de la piscina Teresita Izaguirre añadió también que se están preparando para una nueva fase y en la próxima semana se hará el proceso de inscripción de la escuela de natación y posteriormente iniciar la formación deportiva. (José Ramón Dávila. CNP 10.692 / Prensa ULA)

“No existen las condiciones mínimas para participar en recientes clasificatorios Juvineu 2017”

El Director de Deportes de la ULA explicó que la situación actual universitaria incide en el desarrollo del deporte de alto rendimiento y por este motivo es difícil competir en clasificatorios. (Foto: Ramón Pico)

Con respecto al rechazo de la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) a la realización de los torneos clasificatorios hacia los Juegos Venezolanos de Institutos de Educación Universitaria (Juvineu), previstos entre los días 14 y 26 julio, el director de deportes de la Universidad de Los Andes, Ramón Zambrano, confirmó esta posición producto de la realidad nacional que impide el normal desenvolvimiento de las actividades universitarias y, por ende, las deportivas de alta competencia.

Zambrano explicó que después de haber efectuado un análisis por los respectivos representantes de la Averu, coincidieron en que hay una participación académica mínima y, por consiguiente, casi nulo el entrenamiento deportivo universitario. Además de ello se suman varios elementos como las limitaciones en transporte y falta de garantías en materia de seguridad personal para que los muchachos puedan trasladarse normalmente a sus centros educacionales.

“Por otro lado, también estamos viendo permanentemente como las instituciones universitarias, llámese Upel, UC y UDO, habían sido víctimas de la incursión de los órganos de seguridad del estado, agrediendo a los miembros de la comunidad universitaria, e incluso teniendo víctimas fatales. Bajo ese escenario no creíamos contar con las condiciones mínimas para realizar una actividad deportiva que se desarrolla en un ambiente de fiesta”.

Así mismo, el Director de Deportes de la ULA indicó que tampoco existe las condiciones apropiadas en lo organizativo, técnico y logístico para un verdadero torneo clasificatorio. Zambrano señaló que ha tenido información de las dificultades en materia de alojamiento y alimentación que actualmente tienen varias delegaciones universitarias que en compiten en el estado Trujillo.

“Lamentablemente, nos vemos fuera de ese cronograma de competencias, pero afortunadamente estamos fuera porque no hay condiciones para que nuestros estudiantes estén participando en una actividad de ese tipo”.

Recordó que para la región número 6, de la organización presentada por la Federación Venezolana Deportiva de Educación Universitaria (Fevedeu), se había previsto los clasificatorios en fútbol sala, voleibol de cancha y el ajedrez, en los escenarios deportivos del estado Trujillo, fuera de cualquier institución de educación superior.

“Mientras estas situaciones generales del país no cambien, nosotros tampoco podemos cambiar porque siguen las limitaciones y la falta de organización. Para qué vamos a ir a estos juegos si no tenemos universidad ni mucho menos país. Primero debemos tener un país fuerte restablecido en términos económicos para poder participar en una actividad de esta naturaleza”.

La Universidad de Los Andes, al igual que otras instituciones de educación del país, espera que las condiciones mejoren para retornar debidamente a los eventos nacionales deportivos, centrados en una fiesta universitaria de alto nivel, como en otros tiempos se desarrollaron. (José Ramón Dávila. CNP 10.692 / Prensa ULA)

Esta imagen en redes sociales confirma una de las muchas razones por la que no se asistió a los recientes clasificatorios en Trujillo. Atletas estudiantes pasan dificultades en cuanto alojamiento y alimentación durante estas competencias.

Crisis económica y social impide el buen desarrollo de la actividad deportiva en la ULA

El Director de Deportes de la ULA informó sobre la realidad actual del alto rendimiento deportivo en la institución. (Foto: Ramón Pico)

Ante la serie de dificultades económicas y la crisis existente en el país, que han perjudicado los entrenamientos en las disciplinas deportivas de la Universidad de Los Andes, el personal de la Dirección de Deportes de esta institución espera poder participar en la nueva programación prevista para eventos nacionales.

El profesor Ramón Zambrano, director de la dependencia deportiva, señaló que han existido muchas trabas para que la planificación en materia de alto rendimiento se cumpla a cabalidad en la ULA. Así mismo, dentro de la agenda nacional e internacional deportiva universitaria, presentada por la Federación Venezolana Deportiva de Educación Universitaria (Fevedeu), la Universidad de Los Andes decidió no participar con un atleta o personal técnico a los Juegos Deportivos Universitarios Centroamericano y del Caribe, previsto para este fin de semana en el estado Anzoátegui.

Entre los fundamentos para esta ausencia se encuentra el criterio de selección para convocar los atletas y el personal técnico para un evento internacional, por lo que la institución mantuvo su posición de mantenerse al margen de esa conformación de los equipos venezolanos.

“Además de eso, recibimos la información de que una vez que finalicen los Juegos Centroamericanos y del Caribe, se va a dar el lapso, entre mayo y junio, de los clasificatorios hacia los Juegos Venezolanos de Institutos de Educación Universitaria (Juvineu), pero no era seguro que la competición nacional se efectuara. Esto nos deja en incertidumbre con los atletas por una fecha tentativa para los nacionales”.

Así mismo, el Director de Deportes de la ULA cuestionó que exista la interrogante de que se den o no los juegos nacionales y sí se realicen los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en los cuales se le dan prioridad a generar gastos para un evento internacional y se deje en expectativa lo más importante, como son unos juegos venezolanos.

En cuanto a la preparación para los clasificatorios y juegos nacionales universitarios, el profesor Zambrano reiteró las dificultades existentes para una efectiva fase precompetitiva que se debe cumplir. En primer lugar señaló lo complicado que se encuentra el acceso del transporte para los atletas universitarios, la consecución de sus alimentos, de la indumentaria y la obtención de recursos para el mantenimiento las mismas instalaciones deportivas.

“Se nos está generando muchas complicaciones para mantener las instalaciones deportivas. No tenemos tractores que nos permitan hacer los cortes de gramas en las canchas del Complejo Deportivo Lourdes y Campo de Oro, lo cual afecta la práctica a cinco disciplinas deportivas”.

En líneas generales, por la falta de recursos para las instalaciones deportivas y lo relacionado a la atención al atleta se encuentra en una delicada situación el deporte ulandino que espera volver a participar en eventos nacionales, programados por la Fevedeu. (José Ramón Dávila. CNP 10.692 / Prensa ULA)